Espacio Mindfulness & Bienestar - Mindfulness niñ@s
 -


      
 SI COMO MADRE O PADRE TE SIENTES PREOCUPADO PORQUE....



  •    Tu hij@ está nervios@ 



  •   En el colegio te dicen que le cuesta prestar atención, o te han comunicado que tiene algún problema a la hora de relacionarse en la escuela...



  •   Sientes que tiene o se expresa con una baja autoestima, que no confía en si mis@,...



  •   Al irse a la cama siente mucha inquietud, no consigue relajarse y dormir con tranquilidad, o hay otros momentos en el día en que le ves con inquietud, no puede "parar" ni un momento, se muestra irascible,...



  •  Cuando se enfrenta a nuevas situaciones le ves que se bloquea, que no puede disfrutar de la "nueva" situación,...

  • Sientes que es muy complejo que exprese sus emociones, o simplemente te apetece que mejore la manera de expresar sus emociones, gestionarlas,...



           ESTE ES SU LUGAR, Y EL TUYO. 


      Un espacio donde expresarse, compartir, aprender junt@s a sentirnos mejor,...

     Practicaremos técnicas que les ayuden a ell@s y a vosotr@s como sus padres/madres, a sentirse mejor y gestionar todos los aspectos anteriores, y otros que estén relacionados.

    
¡¡ PODRÁS VER LOS RESULTADOS EN TU HIJ@, COMO NOSOTR@S, L@S NIÑ@S, PADRES Y MADRES DE L@S MISM@S, LES LLEVAMOS OBSERVANDO DESDE HACE YA 3 EDICIONES!!







    ARTÍCULO " MINDFULNESS EN L@S NIÑ@S ":

    
    Hasta hace relativamente pocos años, la meditación en niños era un campo inexplorado. La gente pensaba que meditar era un proceso complicado para los más pequeños, pero esto no es así.

    De hecho, los niños tienen lacapacidad innata de poder estar en el aquí y ahora. Cuanto más pequeños, más centrados están en el presente, y una vez se van haciendo mayores esto se va perdiendo; por ello, ¿por qué no potenciar esta cualidad tan preciada?


   Actualmente vivimos en una sociedad con un constante estrés

   Recibimos información incesantemente de diferentes partes llegando a no poder focalizar nuestra atención por mucho tiempo. Entrenamos a la mente a que sea como un chimpancé y que esté saltando de pensamiento a pensamiento siendo incapaz de concentrarse en lo que se está haciendo en ese instante perdiéndose así mucha información relevante. Esta sobre-estimulación tóxica hace que a largo plazo se incrementen los problemas de atención y concentración. 

    Esto a su vez ayuda a potenciar la impulsividad, ya que no nos da tiempo de poder analizar lo que estamos pensando. 

Si nosotros les enseñamos a los niños a saber cómo respirar, relajarse, observar sus pensamientos ( no puedo, es difícil, no tengo la capacidad,...), ayudaremos a prevenir todo esto, además de ocurrir otros grandes cambios. 

A nivel más externo conseguiremos que los niños presten más atención a lo que estén haciendo y a nivel interno, como se darán más cuenta de lo que les pasa, aumentará su confianza, autoestima,...y les serán más sencillos los retos cotidianos en el colegio.  

   También potenciaremos su autoconciencia, y que se conozcan más a sí mismos, siéndoles más fácil gestionar sus emociones, conectar con los demás y entenderles, cultivando así cualidades más genéricas como la empatía, justicia y compasión.

   El Mindfulness se puede comenzar a iniciar desde muy pequeños. En España se observa cada vez más como muchas guarderías,escuelas de infantil, escuelas de primaria y secundaria trabajan Mindfulness dentro de las aulas y los efectos son muy beneficiosos.

 Además, las familias que implementan la atención plena con sus hijos consiguen una mejor comunicación familiar.
 
   ¿Qué beneficios ofrece?

   Los beneficios que proporciona la práctica regular del Mindfulness o atención plena son:
 
  • Mejorar sus habilidades cognitivas, aprenden a estar más atentos y concentrados en lo que están haciendo y al mismo tiempo poder estimular su memoria. Todo esto daría lugar a una mejora en los aprendizajes.
  • Optimizar su autocontrol: Si estamos más atentos seremos más conscientes de los que pensemos y sintamos. Ello ayudará a no que no sean tan impulsivos ante las situaciones.
  • Desarrollo de su autoconciencia. Al reducir la impulsividad, ayudamos a los niños a que reflexionen internamente dando lugar a que tengan un conocimiento de ellos mismos.
  • Aprender a gestionar sus pensamientos y emociones: Observándonos más nosotros mismos a analizar y gestionar mejor nuestros pensamientos y emociones.
  • Mejorar las habilidades sociales: Si comprendemos todo lo previo también podremos entender a los demás, facilitándose así una mejor relación con los otros.
  • Desarrollo de la empatía: Gracias a todo lo anterior ayudamos a que desarrollen grandes cualidades como son la empatía y solidaridad. Si nos conocemos más a nosotros mismos, podemos entender a los demás y así fácilmente ponernos en los zapatos del otro.
  • Felicidad y bienestar personal: Si les enseñamos a concentrarse mejor, a que contemplen el mundo sin juicios, a aceptarse y a comprender a los demás, podremos convertir a los más pequeños en adultos mejores.
 



               



Editor de páginas web alojado en Vistaprint